martes, 8 de febrero de 2011

DOLOR EN EL CUELLO


El dolor cervical es una molestia en cualquiera de las estructuras del cuello, las cuales incluyen músculos y nervios, al igual que vértebras de la columna y los discos amortiguadores entre ellas.
El dolor cervical también puede provenir de otras áreas del cuerpo cercanas al cuello, como los hombros, la mandíbula, la cabeza y la parte superior de los brazos.

Cuando su cuello presenta dolor, es posible que usted tenga dificultad para moverlo, especialmente hacia un lado, lo cual es descrito por muchas personas como tener cuello rígido o trotícolis.

Si el dolor de cuello compromete los nervios (por ejemplo, espasmos musculares significativos que comprimen un nervio o un disco desplazado que presiona un nervio), se puede sentir entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo, la mano o en otra parte.

El dolor cervical común se debe a tensión o distensión muscular y usualmente las actividades diarias son las responsables. Tales actividades son, entre otras: encorvarse sobre un escritorio durante horas, tener una mala postura para ver televisión o leer, colocar el monitor de la computadora demasiado alto o demasiado bajo, dormir en una posición incómoda o torcer y girar el cuello con sacudones cuando se hace ejercicio.Las principales causas son de origen muscular y oseo, los musculos se pueden contracturar por diversos motivos (por ejemplo un problema emocional) cuando esta contractura se prolonga en el tiempo da lugar a retracciones, o sea acortamientos de los musculos y estos a su vez hacen fuerza sobre los huesos lo que con el tiempo puede generar artrosis en las articulaciones de las vertebras cervicales, pueden presionar los discos intervertebrales lastimandolos y provocando una hernia discal o bien solo desviar la columna cervical que naturalmente tiene una curva (lordosis) rectificandola.

Los eventos traumáticos como los accidentes automovilísticos o las caídas causan lesiones cervicales graves, como fracturas de las vértebras, latigazo cervical, destrucción de los vasos sanguíneos e incluso parálisis.

Otras causas abarcan:
♦Otras afecciones médicas como fibromialgia
♦Artritis cervical o espondilosis
♦Ruptura de disco
♦Pequeñas fracturas de la columna por osteoporosis
♦Estenosis raquídea (estrechamiento del conducto raquídeo)
♦Infección de la columna (osteomielitis, disquitis, absceso)
♦Cáncer que compromete la columna

En el caso de causas de dolor cervical menores y comunes:
♦Tome analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB) o paracetamol (Tylenol).
♦Aplique calor o hielo en el área del dolor. Un buen método es usar hielo durante las primeras 48 a 72 horas y luego aplicar calor. Este último se puede aplicar con duchas calientes, compresas calientes o almohadillas térmicas. Tenga cuidado de no dormirse con una almohadilla térmica prendida.
♦Suspenda la actividad física normal durante los primeros días. Esto ayuda a calmar los síntomas y a reducir la inflamación.
♦Realice ejercicios de rango de movimiento lento: arriba y abajo, de lado a lado y de oído a oído, para estirar suavemente los músculos del cuello.
♦Procure que un compañero le masajee suavemente las áreas afectadas por el dolor.
♦Ensaye durmiendo en un colchón firme sin almohada o con una almohada especial para el cuello.
♦Use un collarín cervical suave durante un corto período de tiempo para aliviar la molestia.

Posiblemente sea necesario reducir la actividad sólo durante el primer par de días; luego reanude lentamente sus actividades habituales. No realice actividades que impliquen el levantamiento de cosas pesadas o torcer la espalda o el cuello durante las primeras 6 semanas después de que empiece el dolor. Después de 2 a 3 semanas, reanude lentamente el ejercicio. Un fisioterapeuta puede ayudarle a decidir cuándo empezar los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento y cómo hacerlos.

En general se puede asociar a mareos, por la falta de irrigacion al cerebro (llega poca sangre), sumbidos en los oidos, nauseas, inestabilidad, adormecimiento en las manos y hasta perdidas del conocimiento momentaneo entre otras cosas.

Busque ayuda médica inmediata si tiene fiebre y dolor de cabeza, y si su cuello está tan rígido. Esto puede ser meningitis. Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o trasládese a un hospital.

Llame al médico si:
♦Los síntomas no desaparecen en una semana con cuidados personales.
♦Presenta entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo o en la mano.
♦El dolor en el cuello fue causado por una caída, un golpe o una lesión (si usted no puede mover el brazo o la mano, procure que alguien más llame al número local de emergencias, como el 911).
♦Presenta inflamación de los ganglios o una protuberancia en el cuello.
♦El dolor no desaparece con dosis regulares de analgésicos de venta libre.
♦Tiene dificultad para deglutir o respirar junto con el dolor en el cuello.
♦Presenta dolor que empeora al acostarse o que lo despierta en la noche.
♦Tiene un dolor tan fuerte que no le permite estar cómodo.
♦Pierde el control de esfínteres (incontinencia)

Se pueden hacer los siguientes exámenes:
♦Radiografía del cuello
♦Tomografía computarizada del cuello o de la cabeza
♦Exámenes de sangre como conteo sanguíneo completo (CSC)
♦Punción raquídea para análisis de líquido cefalorraquídeo en caso de sospecharse meningitis
♦Resonancia magnética del cuello

Si el dolor se debe a un espasmo muscular o el pinzamiento de un nervio, es probable que el médico prescriba un relajante muscular y posiblemente un analgésico más potente.
Los medicamentos de prescripción médica no son necesariamente mejores que los de venta libre.
Es posible que el médico prescriba un collar cervical o, en caso de una lesión nerviosa, puede remitir al paciente a consulta con un neurólogo o un neurocirujano.

Si se sospecha de meningitis, lo enviarán a una unidad de emergencia para exámenes adicionales, antibióticos e ingreso al hospital.

Prevención
♦Utilizar técnicas de relajación y ejercicio regular para prevenir estrés y tensión indeseables en los músculos del cuello.
♦Aprender ejercicios de estiramiento para el cuello y la parte superior del cuerpo. El estiramiento se recomienda todos los días, especialmente antes y después del ejercicio. Un fisioterapeuta puede ser de mucha ayuda en este aspecto.
♦Si usted tiende a sufrir de dolor cervical por el ejercicio, aplique hielo en el cuello después de la actividad física.
♦Asegurarse de adoptar una buena postura, especialmente al sentarse frente a un escritorio la mayor parte del día, manteniendo un apoyo en la espalda. Ajuste el monitor de la computadora al nivel de los ojos, con lo cual se evita tener que mirar continuamente hacia arriba o hacia abajo.
♦Si usted trabaja con una computadora, estire el cuello cada hora más o menos.
♦Utilizar un juego de audífonos cuando está al teléfono, especialmente si el hecho de responder o usar éste aparato es parte principal del trabajo.
♦Al leer o digitar documentos en el escritorio, colóquelos en un sujetador a nivel del ojo.
♦Evaluar las condiciones de sueño. Asegúrese de que la almohada esté brindando el apoyo apropiado y cómodo para el cuello y la cabeza, y es probable que se requiera una almohada especial. Asimismo, verifique que el colchón sea lo suficientemente firme.
♦Utilizar cinturones de seguridad y cascos para bicicleta con el fin de prevenir lesiones.

FUENTES http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003025.htm
http://www.tuotromedico.com/temas/torticolis.htm
http://www.todoslosgimnasios.com.ar/consejos/dolorenelcuello.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Butterfly Landing On PointerMonarch Butterfly 2Cute Pink Flying ButterflyCute Pink Flying ButterflyRed ButterflyZebra