martes, 1 de febrero de 2011

DOLOR DE ESPALDA


En la mayoría de los casos, el dolor de espalda se origina por contractura muscular, traumatismo o deformidad de la columna. Aproximádamente, en uno de cada 10 casos, tiene su origen en una enfermedad sistémica.
El dolor de espalda puede aparecer en cualquier lugar de la columna, desde el cuello hasta la región lumbar y puede localizarse en una pequeña zona o extenderse a un área amplia; asímismo, puede irradiar a partir de la zona de origen.
El dolor de espalda tiene múltiples causas, incluyendo degeneración de las vértebras, infección, tumor, sobrecarga y traumatismos. La causa exacta puede ser dificil de identificar, ya que puede originarse en tejidos blandos, en el hueso, en el disco intervertebral o en los nervios que inervan estas estructuras.
Los factores de riesgo para el dolor lumbar incluyen trabajos que requieren movimientos repetitivos, exposición a la vibración ocasionada por vehículos o maquinaria industrial, incluso el consumo de cigarrillos. Ciertos deportes, como la carrera pedrestre, el esquí, o la conducción de vehículos durante períodos prolongados de tiempo, pueden asociarse también con dolor lumbar.
Enfermedades como la artrosis de la columna, espondilitis y osteoporosis pueden también , ser causa de dolor. Alguna de estas enfermedades son más prevalentes en los ancianos y, por lo tanto, las personas mayores tienen mayor riesgo de padecer dolor lumbar.

El dolor de espalda es el problema médico más prevalente en las sociedades industrializadas. El dolor lumbar es la causa más frecuente de incapacidad transitoria en personas de más de 45 años. Aproximadamente el 80% de la población padece, al menos, un episodio de dolor lumbar en el transcurso de su vida.
Dos de cada tres pacientes se recuperan en un período de tiempo inferior a un mes y aproximadamente un 5% sufre molestias persistentes por mas de 6 meses. Aproximadamente la mitad de los pacientes con dolor lumbar crónico pueden reanudar su trabajo

El médico debe determinar si el dolor es de origen músculo esquelético, neurologico o visceral. El diagnóstico se basa en una cuidadosa historia clínica y en el exámen físico. A veces, la inyección local de anestésico o de un córticoesteroide en determinadas estructuras o espacio articular, puede ayudar en el diagnóstico y tratamiento del dolor de espalda.
Las técnicas de imágen, incluyendo radiografía simple, gammagrafía, tomografía axial computarizada, mielografía y resonancia magnética nuclear, pueden servir para identificar el origen del dolor. También los estudios neurofisiológicos pueden ser útiles en ocasiones. Las técnicas de imágen mas costosas deben reservarse para aquellos pacientes cuyo diagnóstico no pueda realizarse por los procedimientos convencionales, incluído exámen físico

Los analgésicos como Aspirina, Paracetamol y Antiinflamatorios no esteroideos, a veces, son el único tratamiento necesario para el dolor de espalda. Deben evitarse las actividades que incrementen el dolor. Si el dolor es persistente, el paciente debe ser valorado por un Reumatólogo.
El tratamiento debe dirigirse a la causa específica del dolor; las posibilidades terapéuticas incluyen analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos, antidepresivos, relajantes musculares y ejercicios de rehabilitación.
En determinadas situaciones, por ejemplo, en el post-operatorio de cirugía o del raquis puede ser recomendable el uso de corsé ortopédico; si tras un período de tiempo razonable no se produce una mejoría, puede ensayarse el uso de infiltraciones con anestésicos locales o córticoesteroides.
La cirugía debe reservarse para aquellas situaciones en que fallan los procedimientos conservadores.
En algunos pacientes que no responden a tratamientos conservadores, se utilizan estimuladores eléctricos o bombas de infusión contínua de morfina.

El reumatólogo es el especialista adecuado para realizar una completa evaluación de los pacientes con dolor de espalda, y establecer un programa de tratamiento. Puesto que la cirugía está indicada únicamente en un pequeño porcentaje de pacientes, resulta evidente que la actuación del Reumatólogo puede disminuir significativamente el impacto económico del dolor de espalda al reducir los períodos de hospitalización y la necesidad de técnicas y procedimientos costosos.

Un 70% de la población padece problemas de espalda al menos una vez en su vida, ¿para irse preocupando, no?

Si les parece, repasamos las curvaturas más importantes de la espalda y los problemas que estas nos pueden llegar a ocasionar.
Antes de nada dejar bien claro una cosa: Una espalda completamente recta no es una espalda sana, ya que debe tener cierta curvatura: Si tuvieramos una columna totalmente vertical (tal y como recomendaban algunos profesores de danza o incluso pilates de vieja escuela), todo el peso de las vertebras recaería sobre la última, dejándola machacada

Cifosis: Hace referencia a la curvatura dorsal y sacra hacia afuera (la hipercifosis es nada menos que la popular “chepa”), normalmente producida por malos hábitos posturales.

Lordosis: Curvatura hacia dentro de la parte cervical y lumbar. La hiperlordosis lumbar se puede producir por falta de higiene postural y la lumbar por acortamientos musculares de isqueotibiales o flexores de la cadera.

Escoliosis: Curvatura lateral (que puede ser con rotación de columna). Normalmente por causas desconocidas y se puede gestar por otras enfermedades o por problemas embrionarios.

También existen desplazamientos o roturas de láminas intervertebrales como son la espondilolisis o la espondilolistesis

Por lo general (no es en todos los casos !!) la desviación empieza en la adolescencia cuando los niños comienzan "a dar el estirón" y se debe a las malas posturas, al haber llevado pesos importantes o a presentar una predisposición genética."dependiendo de la evolución de los tratamientos en los pacientes será o no necesario que el niño pase por el quirófano".

Así, ante una dolencia en la espalda, el niño tiene que visitar primero al pediatra para después pasar, si lo necesita, a rehabilitación.
Aunque el niño no presente ningún tipo de desviación de la columna vertebral por el peso de la mochila, el peso ideal para las mochilas de los niños puede oscilar entre el 3 y el 5 por ciento del peso que tenga el menor, además de que ésta debe estar colgada de las dos asas y con un cinturón alrededor de la cintura, ya que así "se pega más al cuerpo y no ejerce un vector de fuerza hacia atrás", el peso de la mochila "debe ir bien distribuido", de tal forma que "lo que pese más vaya más pegado a la espalda del niño".

 Hay algunos dolores de espalda que se van, usando plantillas ortopedicas o zapatos ortopedicos, ya que el dolor se produce por una asimetría provocada por la diferencia del "largo" de las piernas, una vez que se emparejan las diferencias la columna se endereza y la espalda deja de doler.

Fuentes:

http://www.arrakis.es/~arvreuma/lunbag.htm
http://www.vitonica.com/lesiones/curvaturas-de-espalda
http://www.terra.com/mujer/noticias/las_mochilas_bien_puestas_danan_menos_la_espalda_que_los_carritos_de_libros/hof64480

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Butterfly Landing On PointerMonarch Butterfly 2Cute Pink Flying ButterflyCute Pink Flying ButterflyRed ButterflyZebra