viernes, 21 de enero de 2011

SÍNDROME DE MUNCHAUSEN


Hace poco escuché a una mamá más a la que etiquetaron con el "Síndrome de Munchausen", como a mí cuando Nico (mi hijo) empezó con una catarata de síntomas inexplicables.
Pareciera que cuando no saben dar una explicación de què le sucede al niño es común decir que el problema "lo tiene la madre".
Ser mamá de un nene con SED no sólo te carga en la espalda una mochila con: peregrinajes de médico en médico y de Hospital en Hospital, salita o consultorio; también viene con una cuota de culpa, miedo, ansiedad, depre y en algunos sobreprotección; por desgracia a veces en la mochila también pesa todo lo que dicen de vos; entre las cosas más terribles está el dudar de médicos y parientes de que maltrates a tu hijo ( por los golpes, moretones, fracturas , etc ...) o que crean que padeces de Munchausen, lo que hace que más de uno te mire mal y dude de todo lo que digas sobre su salud y sus síntomas... de una forma u otra van a llamar a una asistente social para una evaluación.

El Síndrome de Munchausen es una forma de abuso infantil caracterizada porque uno de los padres induce en el niño síntomas reales o aparentes de una enfermedad inexistente.
El Síndrome de Munchausen casi siempre involucra a una madre que abusa de su niño buscándole, o para ella misma, atención médica innecesaria.
Se trata de un síndrome raro, poco comprendido, de causa desconocida.
El síndrome de Munchausen ocurre debido a problemas psicológicos del adulto y es generalmente un comportamiento que busca llamar la atención de los demás. El síndrome puede ser potencialmente mortal para el niño implicado.

La madre puede simular síntomas de enfermedad en su hijo añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrándole secretamente fármacos que le produzcan vómito o diarrea o empleando otros trucos como infectar las vías intravenosas (a través de una vena) para que el niño aparente o en realidad resulte enfermo.

Estos niños suelen ser hospitalizados por presentar grupos de síntomas que "no encajan mucho en ninguna enfermedad conocida". Con frecuencia, a los niños se les hace sufrir a través de exámenes, cirugías u otros procedimientos molestos e innecesarios.

La madre generalmente es muy colaboradora en el escenario del hospital y, a menudo, es muy apreciada por el personal de enfermería por el cuidado que le prodiga a su hijo. Con frecuencia, se la ve como una persona dedicada y abnegada, lo cual hace menos probable que el personal médico sospeche el diagnóstico del síndrome de Munchaussen.

♦Los síntomas del niño no encajan en un cuadro clásico de enfermedad o no concuerdan entre sí.
♦Los síntomas del niño mejoran en el hospital pero reaparecen en el hogar.
♦El progenitor es "exageradamente atento" o "demasiado servicial".
♦El progenitor con frecuencia está involucrado en un campo de atención médica, como la enfermería.

Criterios diagnósticos del Sindrome de Munchausen

♦Fingir enfermedades, lesiones y otras condiciones "patológicas", sin causa demostrada.
♦Historia dramática, plausible, mezcla de verdades y falsedades.
♦Deseo de hacerse exámenes, investigaciones, intervenciones, etc.
♦En ocasiones, patrones de cuadros clínicos demasiado típicos, como de un libro de texto.
♦Evidencias de muchos procedimientos (cicatrices, resultados de exámenes, etc.)
♦Comportamiento agresivo, fuera de las reglas normales de conducta, "elusivos y truculentos".
♦Antecedentes de múltiples atenciones e ingresos en muchos hospitales.
♦Altas de los hospitales a petición, o antes de lo recomendado.
♦No adherencia a los consejos médicos.

Una vez reconocido el síndrome, es necesario proteger al niño y retirarlo del cuidado directo de la madre o padre, a quien se le debe ofrecer ayuda más que acusarlo.

Dado que esta es una forma de abuso infantil, se debe notificar del síndrome a las autoridades. Lo más probable es que se recomiende terapia psiquiátrica para el padre o madre involucrado. Sin embargo, dado que este trastorno es raro se conoce muy poco sobre tratamientos efectivos.

Igualmente en los niños, las enfermedades son inexplicables, multisistémicas, raras, de curso prolongado. Pueden referir múltiples alergias. Los síntomas solo se manifiestan en el niño cuando la madre está presente y no así en su ausencia, los tratamientos son inefectivos. Los niños toleran mal los tratamientos, presentan con frecuencia vómitos, erupciones o problemas con la canalización de las venas. Los padres conocen los mecanismos internos de las salas de hospitalización, o están muy vinculados con los hospitales. También cuando la madre piensa que puede ser descubierta, solicita el alta a petición, alegando la poca o ninguna mejoría del paciente y se traslada a otra institución.

Existe consenso general en señalar a la madre como la protagonista principal en la elaboración de los síntomas y signos del síndrome de Munchausen por poder. En los casos más avanzados, los síntomas pueden ser inducidos por el propio niño. El padre, habitualmente, está alejado del conflicto, pero cuando está presente carece de autoridad, o es indiferente a la suerte del niño y los peligros que se ciernen sobre éste. No sucede lo mismo con el resto de la familia, que reconoce los hechos y en su mayoría tratan de resolver el problema de la mejor manera posible.

FUENTES

http://www.zonapediatrica.com/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=763

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001555.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Butterfly Landing On PointerMonarch Butterfly 2Cute Pink Flying ButterflyCute Pink Flying ButterflyRed ButterflyZebra