jueves, 20 de enero de 2011

1.000 GRULLAS PARA NICO...

Cuando Nicolás era chiquito solíamos pasar largas horas en el Hospital, a veces llegábamos ahí a las 7hs de la mañana para sacar un turno para las 9hs con la pediatra que nos derivaba a un especialista ... entonces al mediodía nos daban número para la consulta de las 14hs... y en algunas ocasiones necesitaban consultar con alguien más y nos quedábamos hasta las 20hs para ver al último médico de ese día...
Eran días larguísimos jugando entre chicos enfermos de todo tipo de cosas (algunos llenos de tubos); entre otros sanos con la energía suficiente para tirarlo del trepador u otro juego y en algunas ocasiones entre alguna camilla con un chiquito tapado hasta la cara por una sábana que dejaba ver a veces piecitos o manitos sin respuesta.

Por cierto que eran días tristes pero a veces teníamos la suerte de encontrar al viejito que estaba sentado en la entrada del club que está bajo la autopista... tomaba sol a la tardecita y cada vez que escuchaba a Nico le regalaba una grulla.
El viejito era ciego, y llegó a regarle tres grullas de papel doblado (origami), depués no lo volvimos a ver.

Ahora pasaron muchos años... y estoy estudiando el idioma Japonés, también estamos haciendo origami y entre esas formas de papel también hicimos grullas; nos contaron como es la historia de las grullas en Japón y me conmovió por eso decidí hacer las 1.000 grullas para Nico.

"Las Mil grullas de origami (千羽鶴 Senbadzuru?) son un compendio de mil grullas de origami unidas por cuerdas.

Una antigua leyenda japonesa promete que cualquiera que haga mil grullas de papel recibirá un deseo de parte de una grulla, tal como una vida larga o la recuperación de una enfermedad.

Las mil grullas de origami se han vuelto un símbolo de paz, debido a la historia de Sadako Sasaki (1943-1955), una pequeña niña japonesa que deseó curarse de su enfermedad producida por la radiación de una bomba atómica (leucemia)."

Compré varios tacos de papel cuadrado de colores y otros blancos... hice las grullas lo más rápido que pude y además las hacía en todos lados ( mientras miraba el noticiero hasta cuando hacia la cola en el Banco), cuando las terminé las uní con cordón y me comuniqué con el Jardín Japonés para ver si me dejaban ponerlas ahí ya que mi sueño era que estuvieran en el lugar más adecuado, ellos me dieron permiso para llevarlas a la Biblioteca donde me las recibieron y observaron.... y el día 21 de Septiembre las colgaron en el campanario donde está la réplica de la "Campana de la Paz" de Japón en el día de la Paz, y tocaron la campana junto a ellas, ese mismo día no pudimos ir pero fuimos más tarde y ahí estaban volando y girando llenas de colores.

Me hizo sentir muy bien poder terminarlas, poder ponerlas ahí, poder ir con Nico a sacarles fotos... ese día en el Jardín Japonés era un día hermoso, no estábamos rodeados como antes de enfermos y moribundos, estábamos con gente feliz en un lugar hermoso en un día perfecto !!!! lleno de flores en plena primavera... con los peces de colores llamados Koi dándonos vueltas con su energía tan conocida por "pelear contra la corriente" convirtiéndolos en los peces más tatuados como símbolo de la "fuerza de voluntad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Butterfly Landing On PointerMonarch Butterfly 2Cute Pink Flying ButterflyCute Pink Flying ButterflyRed ButterflyZebra