lunes, 27 de junio de 2011

ENDOMETRIOSIS


Como ya había mencionado antes, la endometriosis parece ser frecuente en mujeres con Síndrome de Ehlers-Danlos, pero qué es esto?

La endometriosis es una condición en la cual el tejido, que normalmente recubre el útero (el endometrio), crece en otras áreas del cuerpo, causando dolor, sangrado irregular y, con frecuencia, infertilidad.

Por lo general, el crecimiento del tejido ocurre en el área pélvica, fuera del útero, en los ovarios, intestino, recto, vejiga y el delicado revestimiento de la pelvis; aunque también puede presentarse en otras áreas del cuerpo.

Cada mes, los ovarios de una mujer producen hormonas que estimulan a las células del revestimiento uterino (endometrio) a multiplicarse y prepararse para un óvulo fecundado. El revestimiento se inflama y se vuelve más grueso.

Si estas células, llamadas células endometriales, crecen por fuera del útero, se presenta la endometriosis. A diferencia de las células que se encuentran normalmente en el útero y que se desprenden durante la menstruación, las que se encuentran por fuera del útero permanecen en su lugar. Algunas veces, sangran un poco, pero sanan y son estimuladas de nuevo durante el siguiente ciclo.

Este proceso continuo produce cicatrizaciones y adherencias en las trompas y ovarios, así como alrededor de las fimbrias tubáricas (proyecciones en forma de dedos en el extremo de las trompas de Falopio). Estas adherencias pueden dificultar o imposibilitar la transferencia del óvulo desde el ovario hasta la trompa de Falopio; también pueden impedir el paso de un óvulo fertilizado desde la trompa de Falopio hasta el útero.

La causa de la endometriosis se desconoce, pero hay muchas teorías. Una teoría sugiere que las células endometriales que se desprenden durante la menstruación pueden "devolverse" a través de las trompas de Falopio hacia la pelvis. Una vez allí, se implantan o se multiplican en las cavidades abdominales o pélvicas. Esto se denomina menstruación retrógrada. Esto sucede en muchas mujeres, pero puede haber algo acerca del sistema inmunitario en mujeres que desarrollan endometriosis en comparación con aquellas que no padecen esta afección.

La endometriosis es un problema común y, algunas veces, puede ser hereditaria. Aunque típicamente suele diagnosticarse entre los 25 y 35 años, la afección probablemente comienza alrededor del momento del inicio de la menstruación regular.

De vez en cuando, las células en crecimiento penetran la dura cubierta del ovario y comienzan a multiplicarse. Estas células pueden acumular grandes cantidades de sangre y formar lo que acertadamente se denomina quiste ovárico de sangre (endometrioma). Se conoce de quistes que han llegado a crecer hasta el tamaño de un huevo de gallina o incluso el de una naranja, y por lo general son muy dolorosos. Con el tiempo, la sangre acumulada se oscurece, razón por la cual estos quistes suelen ser llamados 'quistes de chocolate'.



Síntomas 
períodos menstruales dolorosos en aumento
dolor abdominal bajo o calambres pélvicos que puede sentirse durante una o dos semanas antes del período y/o durante la menstruación (el dolor y los calambres pueden ser permanentes y sordos o muy severos)
dolor en la parte inferior de la espalda o en la pelvis que puede presentarse en cualquier momento del ciclo menstrual
dolor durante o después de la relación sexual
dolor con los movimientos del intestino
manchado premenstrual
infertilidad


Nota: en muchos casos no se presentan síntomas. De hecho, algunas mujeres con casos severos de endometriosis nunca han sentido dolor, mientras que otras con apenas unas cuantas adherencias pequeñas sufren malestar severo.

Los exámenes que se hacen para diagnosticar la endometriosis abarcan:
Examen pélvico
Ecografía transvaginal
Laparoscopia pélvica

Las opciones de tratamiento abarcan:
Medicamentos para controlar el dolor
Medicamentos para impedir el empeoramiento de la endometriosis
Cirugía para eliminar las áreas de endometriosis
Histerectomía con extirpación de ambos ovarios

El tratamiento depende de los siguientes factores:
Edad
Gravedad de los síntomas
Gravedad de la enfermedad
Si se desean o no hijos en el futuro

Las tasas de fertilidad en mujeres con endometriosis leve son muy altas, aun sin terapia. La mejoría en la fertilidad, después de la cirugía de endometriosis depende del alcance de la enfermedad.

Los índices de embarazo logrados con una cirugía conservadora en mujeres que eran consideradas infértiles son de aproximadamente un 75% para los casos de endometriosis leve, 50 a 60% en los casos moderados y de un 30 a 40% en los casos severos.

No hay prevención demostrada para la endometriosis. Las mujeres con fuertes antecedentes familiares de endometriosis pueden considerar el uso de pastillas anticonceptivas orales, ya que este tratamiento puede ayudar a evitar o retardar el desarrollo de la enfermedad.

♦A algunas mujeres se les pueden prescribir medicamentos para impedir que los ovarios produzcan estrógeno:
los efectos secundarios potenciales comprenden síntomas de menopausia como sofocos, resequedad vaginal, cambios en el estado de ánimo y pérdida precoz de calcio de los huesos.
Debido a la pérdida de la densidad ósea, este tipo de tratamiento por lo general se limita a seis meses. En algunos casos, se puede extender hasta por un año si se administran lentamente pequeñas dosis de estrógeno y progesterona para reducir los efectos secundarios del debilitamiento de los huesos.

♦La cirugía es una opción para las mujeres que presenten dolor severo que no mejora con tratamiento hormonal o que deseen quedar en embarazo ya sea ahora o en el futuro.
La laparotomía o laparoscopia pélvica se hace para diagnosticar endometriosis y luego extirpar o destruir todo el tejido relacionado con la endometriosis y el tejido cicatricial (adherencias).

♦Las mujeres con enfermedad o síntomas severos que no desean tener hijos en el futuro pueden someterse a una cirugía para extirparles el útero (histerectomía). También se pueden extirpar uno o ambos ovarios y las trompas de Falopio. Una de cada tres mujeres que no se hacen extirpar ambos ovarios en el momento de la histerectomía experimentarán síntomas de nuevo y tendrán que someterse a una cirugía posteriormente para que se los extirpen.

La endometriosis puede llevar a problemas para quedar en embarazo (infertilidad). Otras complicaciones abarcan:
Dolor pélvico crónico o prolongado que interfiere con las actividades sociales y laborales
Quistes grandes en la pelvis (llamados endometriomas) que pueden romperse (ruptura)

Otras complicaciones son poco comunes. En unos pocos casos, los implantes de endometriosis pueden causar obstrucción de los tractos gastrointestinal o urinario.

En muy raras ocasiones, se puede desarrollar cáncer en las áreas de endometriosis después de la menopausia.

♦Algunas mujeres que no desean tener hijos en el futuro y tienen enfermedad y síntomas leves pueden optar por simplemente hacerse exámenes regulares cada 6 a 12 meses, de manera que el médico pueda constatar que la enfermedad no está empeorando. Ellas puede manejar los síntomas usando:
Ejercicio y técnicas de relajación
Antinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno (Advil), naproxeno (Aleve), paracetamol (Tylenol) o analgésicos recetados para aliviar los cólicos y el dolor.

FUENTES
http://asedh.org/sintosed1.php
 http://saludchicago.com/dolor_pelvico.htm
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000915.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Butterfly Landing On PointerMonarch Butterfly 2Cute Pink Flying ButterflyCute Pink Flying ButterflyRed ButterflyZebra